Clos Mogador

En el siglo XIX, la familia Barbier poseía 1.500 hectáreas de viñedos reunidos en un gran dominio: Le Martinet, en Francia. En su célebre novela, Elisabeth Barbier bautizó Le Martinet con el nombre de Mogador.

En 1870, Leon Barbier, debido a la filoxera, buscó en España aquellos racimos que le faltaban en Francia. Y así fundó una bodega en Tarragona con el nombre de René Barbier, su hijo. En los años 40, los hijos de René Barbier, Leon y René, tomaron la iniciativa de embotellar los primeros prioratos.

En 1978, los descendientes de la familia (René Barbier, su mujer Isabelle y sus hijos René, Celine, Christian y Anderson) adquirieron tierras en Gratallops. Fue el nacimiento de Clos Mogador, donde elaboran vinos de guarda y practican una viticultura regenerativa.