La plataforma de la Feria del Vino de Falset supera el millar de reservas en una semana

La plataforma online de la Feria del Vino de Falset, estrenada hace justamente una semana, ha superado esta mañana el millar de reservas para catas en las bodegas durante el mes de mayo. En este sentido, el primer fin de semana de esta edición especial del certamen, con las bodegas de la comarca haciendo de «recinto ferial», ha generado alrededor de 600 visitas, distribuidas entre todas las bodegas de la DOQ Priorat y la DO Montsant que se habían inscrito en la plataforma y ofrecían reservas el fin de semana.

De hecho, el fin de semana ha marcado el inicio de una Feria del Vino de Falset (Muestra de los vinos de la DOQ Priorat y la DO Montsant) repensada y adaptada expresamente a la pandemia y las medidas sanitarias en vigor. Una feria que se prolongará durante el mes de mayo, con una cincuentena de bodegas ofreciendo degustaciones previa reserva. La fórmula puesta en marcha es simple: ante la imposibilidad de tener grandes concentraciones de gente en un solo espacio, aquellos que lo deseen pueden desplazarse a las bodegas con la idea de probar y comprar los vinos de manera similar a como lo harían en una edición del certamen convencional.

Al margen del buen ritmo de reservas, los organizadores del certamen destacan varios aspectos. En primer lugar, «hemos conseguido que las reservas no se concentren en un único fin de semana, sino que se estén distribuyendo durante todo el mes, aunque es verdad que la mayoría de reservas tienen lugar los fines de semana, mientras que, de lunes a viernes, la demanda se relaja», explica el alcalde de Falset y presidente de la comisión organizadora de la Feria, Carlos Brull.

En segundo lugar, los organizadores se felicitan de haber impulsado una fórmula que, de manera bastante equilibrada, ha distribuido las reservas entre las bodegas participantes. Finalmente, el alcalde de Falset insiste en que «hemos conseguido compaginar la voluntad de hacer la Feria con la necesidad de respetar meticulosamente las medidas sanitarias».

En este sentido, tanto la organización como las bodegas han hecho un esfuerzo para garantizar el seguimiento de las medidas sanitarias y unos aforos razonables, limitados a un máximo de seis personas. El objetivo de todo ello no ha sido otro que la Feria del Vino, a pesar de las circunstancias, siga siendo una plataforma al servicio del sector vitivinícola y que ayude a dinamizar la comarca en unos momentos tan complicados como los actuales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email